jueves, 5 de enero de 2017

Alexandre Monntoya , gracias ¡¡



Gracias por este detalle
Gracias por ser un artista con alma 
Gracias por tu humanidad

viernes, 25 de noviembre de 2016

Gracias Nino , eres pura transparencia

  


      La que está cambiando es mi vida entre el éter de Internet. Después de ocho años taquicárdicos, en los que tenía miedo a que mi corazón fuera delator de mi condición de ilegal, he decidido seguir una corazonada y darme una ciberoportunidad.
Sin embargo aún arrastro mis modos de cibervisita,  apresurados y bruscos, como si fuera un fantasma vuelto a la vida que se empeña en recorrer bajo sábana los salones por los que hasta hace poco se desvanecía. Confío en llegar a ser quien puedo ciberser; y, sobre todo, espero dejar atrás pronto mis cibercomportamientos abruptos, pues quienes tenéis la deferencia de interesaros por mis enninaciones podéis sentirlos como descorteses.





En la mañana de ayer, recibí un regalo comentado de MaRía. Lo cerré con prisas, pues mi intención al llegar a este blog era la de entrar y salir en Internet, para luego acudir a un encuentro sobre el asfalto. Me alegró mucho leer el comentario que me había dejado MaRía, me arrepiento en mayor medida de ni siquiera haberme pasado por su blog a agradecerle sus palabras.
Tengo intención de cambiar para mejor, os pido disculpas por mi ocasional ciberser abrupto.
Gracias, MaRía, por ayudarme a desplegar velas.